Xerolutions: cómo convertir carbón en una industria 2.0

Xerolutions

La empresa asturiana Xerolutions (www.xerolutions.com) una spin-off del INCAR-CSIC fundada por los investigadores Ana Arenillas de la Puente y J. Angel Menéndez Díaz, y el fondo de transferencia tecnológica industrial BeAble Innvierte KETs Fund, ha conseguido una financiación de cerca de 2M € en la convocatoria europea H2020-SMEINST-2 para desarrollar el proyecto titulado Advanced material for cost effective and high density ultracapacitors for the transport sector.

La Empresa Innovadora de Base Tecnológica (EIBT), que forma parte Fondo de Emprendedores de la Fundación Repsol, posee una pequeña planta en Gijón donde produce un nuevo material sintético, nanoporoso, carbonoso capaz de almacenar una gran cantidad de energía, y de captarla y suministrarla de forma muy rápida, con lo que resulta ideal para su uso en sistemas acumuladores de energía eléctrica, principalmente en supercondensadores. Este material, con prestaciones muy superiores a las de sus competidores, se produce mediante un proceso desarrollado en el CSIC por los Dres. Arenillas y Menéndez, que permite su escalado industrial.

Los supercondensadores son dispositivos electrónicos utilizados actualmente casi en la totalidad de la industria, pero que jugarán un papel fundamental en el futuro tanto en el sector del transporte (tanto en el transporte eléctrico como híbrido), y en la estabilización de la red eléctrica, siempre y cuando se consiga que estos dispositivos almacenen gran cantidad de energía al mismo tiempo que sean capaces de liberarla rápidamente.

La financiación obtenida tiene como objeto el escalado de la actual planta piloto a una planta pre-industrial que, a finales de 2019, producirá 100 toneladas al año del xerogel de carbono. La nueva planta seguirá localizándose en Asturias y se prevé la creación de 15 nuevos empleos.

Un paso adelante para la industria asturiana, adaptándose al cambio económico y haciendo de uno de sus estandarte, el carbón, una industria 2.0 .

Esta entrada fue publicada en Asturias, Eficiencia energética, Energía sostenible, Energías limpias y almacenamiento. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.